La Policía Local de varios ayuntamientos, algunos de la Costa da Morte, crean un cordón de seguridad gracias a una aplicación de gestión policial

La Policía Local de varios ayuntamientos, algunos de la Costa da Morte, crean un cordón de seguridad gracias a una aplicación de gestión policial

Si se activa una alerta en Carballo por la desaparición de una persona, se produce un atraco en Vimianzo o se inicia una persecución en Arteixo todos estos avisos se trasladan de forma inmediata y en tiempo real a los 350 agentes adscritos a los puestos de la Policía Local de Sada, Oleiros, Arteixo, Cerceda, Ordes, Carballo, A Laracha, Coristanco, Santa Comba, Santiago, Cee, Vimianzo, Camariñas y Bergondo.

De forma automática y a través de dispositivos fijos, móviles y cámaras de visionado, los uniformados tienen información de primera mano de cada caso y activan el protocolo de emergencias aplicado a cada caso, con lo que se reduce el tiempo de respuesta y se gana en eficacia.

Esta rapidez es posible gracias a una herramienta informática conocida como Appolo, un sistema de gestión integral del trabajo, que se puso en marcha en el 2018 y que en la actualidad comparten 14 puestos y jefaturas de la provincia, siete de ellos en la Costa da Morte. En Carballo entró en funcionamiento en mayo del 2018, y en Arteixo, en diciembre de aquel año. Posteriormente se fueron adhiriendo Oleiros, Sada, Santiago, Ordes, Cerceda, A Laracha, Cee, Vimianzo, Camariñas, Coristanco y Bergondo.

Cada policía dispone de una tableta y de una impresora manual para realizar todo tipo de gestiones, consultar cualquier base de datos, incluidos los de la DGT, gestionar avisos y partes de trabajo, atestados, denuncias y efectuar notificaciones sin tener que esperar a iniciar las diligencias en el puesto principal. De forma paralela, en la jefatura habrá un equipo informático que dispondrá de esta misma herramienta para los agentes que desempeñan sus funciones en la propia oficina. Este sistema cambia por completo la forma de trabajar de las patrullas que están en la calle. Un policía, apuntando con su tableta hacia la matrícula de un vehículo, puede saber en tiempo real si ese turismo tiene el seguro en vigor o pasó la ITV.

Compartir esta noticia: